Nací en Málaga en el año 80. Calzo un 39 o un 40 según el tipo de calzado, por lo que podría decir que calzo un 39 y medio. Mi nombre no ha sido elegido al azar. Scylla fue una bella ninfa que se convirtió en un monstruo. No es que piense que sea algo horrible, solo que hubo un punto de inflexión en mi vida. ¿Cual fue ese punto de inflexión? El día que acudí a mi primera fiesta Footfetish. Fue en la VI Spanish Footfetish. Fue en esa fiesta donde descubrí que mis pies servían para algo más que caminar y pintarles las uñas.  Con mis pies puedo dominar, azotar y someter. Mis pies acarician, pisan y también castigan. Mis pies me hacen sentir fuerte y poderosa.

Pero no todo van a ser pies y footfetish. De algún modo llegué a aquella fiesta y es que con una mentalidad abierta se evoluciona bastante. Y de eso se trata esta web, de que me conozcas mejor y también de expresar mis opiniones sobre cualquier tema que me parezca interesante. Así que sé bienvenidx a mi sitio, disfruta de todo lo que veas, me encanta recibir feedback, sígueme en mis redes sociales Facebook e Instagram, y por supuesto no olvides suscribirte si te gusta lo que ves para no perderte nada pues espero seguir dotando la página de contenido. Si tienes una sugerencia, consulta o petición puedes usar el formulario de contacto.